Sobre la Conferencia de Andrés Moreno Mengíbar: ‘Los García: una familia para el canto’

Notas del conferenciante: Andrés Moreno Mengíbar es Doctor en Historia y Profesor de Geografía e Historia en el I.E.S. Santa Aurelia de Sevilla. Es crítico musical del Diario de Sevilla y colaborador de revistas musicales como Melómano o Scherzo. Como investigador ha trabajado en temas relacionados con la Historia de América, es un experto en la Historia de la Sexualidad en España, y es en la música y particularmente en la ópera, donde ha alcanzado un gran reconocimiento social en Sevilla. Sus numerosos artículos y habituales críticas han hecho de Andrés un referente. Pero no solo es un crítico musical, es un investigador en la Historia y Sociología de la Ópera, especialmente en lo relacionado con Sevilla. Es autor de libros como “La ópera en Sevilla: (1731-1992)”, “100 Óperas de Sevilla” (2010) y “Sevilla, Ciudad de 150 Óperas” (2013), estos dos últimos en colaboración con el Prof. Ramón M. Serrera. Puede considerarse además como uno de los mayores expertos en Manuel García y su familia.

A punto de publicar un libro al respecto, Andrés Moreno Mengíbar ha ofrecido una conferencia en el Real Círculo de Labradores de Sevilla, sobre el compositor y cantante Manuel García y su familia.

El profesor y crítico musical, comenzó su intervención refiriéndose a García como una parte importante del patrimonio inmaterial de la capital hispalense y es que, desde 1775 hasta 1940, Manuel García y su familia construyen un legado musical de enorme importancia.

 

Emilio Galán, presidente de la ASAO, presenta al conferenciante André Moreno Mengíbar.

Andrés Moreno Mengíbar

Andrés Moreno Megíbar y Emilio Galán

Manuel del Pópulo Vicente García, más conocido como Manuel García, creció en una Sevilla sin teatros abiertos, debido a que en 1778 por orden de la Iglesia se cierran aquellos espacios que podían entenderse como festivos e indecentes. Años más tarde, y movido por su decidida opción de ser cantante, viaja a Cádiz y luego a Madrid, y comienza una carrera imparable. Llegó a inventarse sus orígenes de gitano y bandolero, y en poco tiempo pasó de cantante secundario a organizador de los espectáculos teatrales de la ciudad. En los primeros años de carrera, Manuel García impone en París la moda de la música española. Posteriormente en Nápoles, en una de las etapas más importantes de su carrera, llega a convertirse en el cantante de ópera mejor pagado de Italia e inspira a Rossini para la creación del papel de el conde de Almaviva en la ópera ‘El barbero de Sevilla’. Después de pasar de nuevo por París, donde estrena su ópera francesa ‘La muerte de Taso’, hace parada en Londres antes de ir a Nueva York, movido por la propuesta que le hiciera un comerciante de vinos de llevar la ópera al teatro que había alquilado en la gran ciudad americana. Es allí donde se involucra en la producción de la ópera ‘Don Giovanni’, después de que en 1825 conociera al propio libretista de la composición, Lorenzo da Ponte.

Después de su estancia en Méjico y del atraco que sufrió y que lo llevó a la ruina, su periplo termina en París, ciudad en la que se retira de los escenarios, aunque sigue componiendo, debido a su notorio desgaste en la voz. Muere en 1832 y está enterrado en el cementerio parisino de Pere Lachaise.

Retrato de Manuel García y el mismo caracterizado de Otello

Incurriendo en el delito de bigamia con una segunda mujer, Joaquina Briones, Manuel García tiene tres hijos que seguirán sus desempeños artísticos. Su hijo Manuel Patricio García, fue barítono y profesor de canto, además es considerado el padre de la Otorrinolaringología moderna tras haber inventado el laringoscopio. Por otro lado, su hija María Malibrán, fue la María Callas del momento y obtuvo un enorme éxito como soprano en su corta carrera pues murió a los 28 años. Pauline García-Viardot, su hija menor, comenzó como pianista llegando a tener una gran amistad con Liszt, Chopin o Wagner, pero siguió su carrera como cantante, inspirando a autores como Berlioz o Saint-Saëns. Su trabajo como compositora fue muy importante.  La ópera ‘Cendrillon’ es una de sus obras más reconocidas.

Manuel Patricio García, María Malibrán y Pauline García-Viardot

Paul Viardot y Louise Héritte-Viardot

Y la saga musical continúa con los hijos de Pauline, Paul Viardot, violinista y musicólogo, y su hija Louise Héritte-Viardot que, en palabras de Andrés Moreno Mengíbar, podría ser la más importante compositora de toda la familia.

Deja un comentario

Comentario
Nombre*
Mail*
Website*