Victoria Stapells: “Hay que hacer que los jóvenes se acerquen a la ópera”

La antropóloga, empresaria, mecenas y crítica de ópera propone algunas acciones para atraer al público joven, como “vender más baratas las entradas sobrantes dos horas antes de las representaciones.”

Ángela Fernández

Tenía ocho años y sus padres la llevaron a una función de Rigoletto de Verdi de la Canadian Opera Company (C.O.C.). Fue su primera vez en la ópera y lo recuerda como si fuera ayer. Desde entonces su amor por el arte lírico ha ido creciendo y una parte importante de su vida se mueve a través de personajes operísticos, nos cuenta en su casa de Sevilla, a tan solo unas calles del Teatro de la Maestranza. Escribe para revistas como Opera (Londres) y Opera Canada (Toronto), su país de origen, y acaba de participar como miembro del jurado de los prestigiosos International Opera Awards, pero su relación con la música y la ópera la desempeña, además, como mecenas, a través de su empresa English Language Institute, apoyando al Teatro de la Maestranza, la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla, la Orquesta Barroca o el Festival Turina, entre otros.

¿Para cuándo una Ley de Mecenazgo en España?
Llevamos tiempo esperando una Ley de Mecenazgo, pero no llega y pienso que sería muy positivo. Seguro que aumentarían las donaciones ya que las personas casi nunca quieren dar sin recibir nada a cambio.

Los españoles tenemos fama de vendernos fatal. Aquí en Sevilla, ¿sabemos vender el Teatro de la Maestranza y la ópera?

No se venden bien. Vas a otras ciudades y ves los teatros llenos por gente de allí y de fuera, pero aquí no se aprovecha la cantidad de títulos de óperas relacionadas con Sevilla, por ejemplo. Podrían venderse más al turismo y a los jóvenes, pero en general a la gente le cuesta acercarse a la ópera.

¿Puede ser la imagen elitista de la ópera una de sus mayores cargas?

Sí. Esa imagen echa mucho para atrás. Cuando mis hijos eran pequeños siempre los llevamos a la ópera cómodamente vestidos. Todo lo contrario a mis padres, mis hermanas no han seguido con la afición porque, de niñas, se quedaron muy cansadas de los lazos y de los zapatos de charol (ríe). En Alemania, por ejemplo, ves los teatros llenos de gente que va como si fueran al cine. Hay que hacer que los jóvenes se acerquen a la ópera.

Y que el público joven se acerque, ¿puede ser uno de los mayores retos en Sevilla?

También. Claro que en otras ciudades puedes ir a la ópera por 10 Euros, pero aquí se podrían llevar a cabo algunas alternativas para abaratar los precios de las entradas, por ejemplo, vendiendo más baratas las entradas sobrantes dos horas antes de las representaciones. Las clases de música en los colegios también están muy desaprovechadas o las asignaturas de Historia de la Música, se podrían impartir de muchas formas atractivas. Hay obras musicales de óperas que forman parte de la banda sonora de nuestra vida y es un hecho que no sabemos apreciar.

La Asociación Sevillana de Amigos de la Ópera ha anunciado la XV edición del Certamen Nuevas Voces Ciudad de Sevilla, ¿qué opinión le merecen los concursos de jóvenes valores de la lírica?

Veo que los concursos son muy positivos. Es una forma de que las instituciones públicas y privadas se acerquen también a estas convocatorias y este año, además, hemos podido disfrutar de Natalia Labourdette, ganadora de la pasada edición, que ha podido actuar en el Maestranza en ‘Falstaff’ y que ha recogido las mejores críticas. También es una cita en la que participa muchos cantantes de fuera y eso me parece fenomenal.

¿Cómo ve la programación de ópera de la temporada 17-18 del Maestranza?

Todas las óperas en cartel son óperas magníficas. Quizás me siguen pareciendo pocos títulos para una temporada. El tercer teatro de España debe tener más de cuatro títulos. También podría haber más títulos nuevos que son positivos porque hacen que el foco de la crítica se centre en Sevilla. ¿Cómo aumentar el número de obras representadas? Pues, por ejemplo, que cada año se representaran óperas como Fidelio o Don Giovanni, que se aprovecharan las estupendas orquestas jóvenes de Andalucía, que se incluyeran óperas barrocas que tienen un público asegurado y que se jugara también con óperas concierto. Pero claro, el gran problema es un presupuesto muy limitado. Es una situación lamentable, me parece fundamental hacer equilibrios entre los teatros, y no premiar solamente al Real o al Liceo.

El maestro Pedro Halffter, director artístico del Teatro de la Maestranza, ha transmitido en alguna ocasión que no dirigirá ‘Carmen’ hasta que no cuente con el presupuesto que le permita hacer la ‘Carmen’ que merece Sevilla, ¿está de acuerdo?

Entonces a lo mejor no se representará nunca (ríe). Entiendo que hay mucha responsabilidad en el asunto, pero hay que jugar un poco con los recursos que se tienen. Pueden hacerse grandes éxitos sin mucha producción, y llegar muy lejos con la imaginación. Recuerdo cuando se representó Carmen para la Expo’92 que fue una puesta en escena muy grande y, sin embargo, el resultado fue el de una Carmen muy oscura.

¿Qué opina sobre el cambio del final de Carmen recientemente en Florencia? (En el libreto original Don José, celoso por la relación entre Carmen y el torero Escamillo, asesina a Carmen, pero en esta ocasión, el director de escena Leo Muscato cambió el final de la ópera y en la versión alternativa Carmen mata a Don José).

Me parece que ante todo hay que respetar la música y su texto. Lo que ocurre que hay veces en las que los directores de escena quieren ser más protagonistas que los propios compositores o directores. Hay directores musicales que pueden llegar a no querer trabajar con algunos directores de escena.

¿Responde la ópera a los problemas sociales en la actualidad?

Claro que sí. Si lees, por ejemplo, un libreto de alguna ópera barroca – hay que decir que los libretos del barroco son impactantes y apasionantes -, observas que el tipo de personajes, sobre todo los malvados, no cambian y siguen los mismos patrones. Eso demuestra que no cambiamos mucho a lo largo de la historia y que la ópera escrita hace más de dos siglos puede ser de lo más actual.

Breves:

¿Cuál ha sido la ópera que ha visto más veces?

Lohengrin de Wagner.

¿Y la ópera que no volvería a ver?

Manon de Massenet.

De los personajes femeninos de ópera, ¿cuál es su preferido?

Brunilda de El anillo del nibelungo de Wagner.

¿Y de los masculinos?

Nemorino de L’elisird’amore deDonizetti.

¿Llora en las óperas?

Lloro casi siempre.

¿Qué título le gustaría ver en Sevilla?

Alguno del compositor checo LeošJanáček. Hace unos años se representó La zorrita astuta y tuvo mucha aceptación.

2 comentarios a Victoria Stapells: “Hay que hacer que los jóvenes se acerquen a la ópera”

  • Pascual Muñoz

    Muy interesante, como todo lo que expresa una persona de esta categoría humana y tan volcada al mundo de la música, junto a su extraordinaria labor de mecenazgo.
    Totalmente de acuerdo, como no podía ser de otra manera, con todas sus opiniones.
    Un saludo

    Respuesta
    • Victoria Stapells

      Muchísimas gracias, Pascual, por estas palabras tan bellas. Te las agradezco enormemente.

      Respuesta

Deja un comentario

Comentario
Nombre*
Mail*
Website*