GALA LÍRICA DE GANADORES DEL CERTAMEN “NUEVAS VOCES CIUDAD DE SEVILLA”

ESPACIO TURINA, 12 DE OCTUBRE, 2018

Anoche la ASAO cumplió una vez más con el principal objetivo que tiene esta Asociación sin ánimo de lucro: la difusión y promoción de la lírica en Sevilla. Para ello contó con el Patrocinio del ICAS y con la colaboración de varios de los ganadores del Certamen de Nuevas Voces Ciudad de Sevilla, que este año ha cumplido quince ediciones. A ellos se unió el gran tenor Manuel de Diego.

De izquierda a derecha: Maestro Francisco Soriano, John Heath, Megan Barrera, Alejandra Acuña, Nancy Catalina Rodríguez y Manuel de Diego.

El programa anunciado era de gran calado, al mismo tiempo que popular, tanto en las óperas como en las zarzuelas elegidas. En ambos ámbitos, Sevilla estaba bien representada por “El Barbero de Sevilla”, “Carmen”, “El gato montés” y “La marchenera”, a la que, fuera de programa, se unió “Don Giovanni”. Precisamente la popularidad de muchas de las piezas elegidas hacían a su vez más difícil su interpretación a la altura que “los grandes” no tienen acostumbrados. Pero todos los cantantes dieron “la talla” y consiguieron que, los que tuvimos la suerte de estar presentes, disfrutáramos de una velada para recordar.

Voces jóvenes, en progresión aún, con grandes capacidades para el canto y la interpretación, inundaron el Espacio Turina, en un recital amable, en un ambiente festivo.

Abrió la Gala el barítono John Heath con la difícil y comprometida cavatina de Fígaro. John Tiene una hermosa voz que fue ganando en seguridad a lo largo de la noche. En los dos dúo que interpretó (“Lá ci darem la mano”, y “Duo de Felipe y Mari Pepa”) se mostró mucho más seguro y actuando con elegancia.

John Heath and Megan Barrera interpretan “Lá ci darem la mano”, “Don Giovanni”

Nancy Rodríguez y John Heath interpretando el dúo de “La Revoltosa”

La colombiana Nancy Catalina Rodríguez es ya una voz consolidada, con fuerza e importantes agudos, extensa, que sabe bien modular, con una técnica que le da seguridad en lo que hace. En dos interpretaciones como solista, el vals de “Giuditta” y la salida de “Cecilia Valdés”, demostró que ya es además una gran actriz, que se mueve con gran soltura y elegancia por el escenario, como estas actuaciones requerían. Mención aparte merece el dúo de “La revoltosa” con John Heath, donde ambos estuvieron a la altura de las mejores parejas que lo han interpretado.

Nancy Catalina Rodríguez y Alejandra Acuña en el dúo de la barcarola de “Los Cuentos de Hoffmann”

La otra soprano, la joven Megan Barrera, es espectacular. Lírica rozando lo lírico-spinto, con un bello timbre sonoro y con una gran técnica vocal, que le permiten magníficos fiatos y una potencia de notas sobreagudas propias de las mejores sopranos actuales, con las que pronto la veremos competir. De antología en “Visi d’arte”, que levantó “vivas y bravos” del público. Simpática, atractiva y coqueta en los dúos de “Don Giovanni” y “El gato montés” y segura, interpretando la larga y difícil Petenera.

Megan Barrera en Visi d’arte de “Tosca”

Manuel de Diego y Megan Barrera en el dúo “Torero quiero ser” de “El gato montés”

Alejandra Acuña cantó La Habanera de “Carmen”. Fue una interpretación muy correcta, aunque poco movida, como es costumbre. Nos gustó mucho en “La Barcarolla”, donde marcó el ritmo que necesita este famoso vals y demostró una gran madurez y el estilo de su voz en la difícil “Sierras de Granada”.

Alejandra Acuña interpreta la habanera de “Carmen”

Para completar este elenco se invitó al tenor Manuel de Diego, que veremos dentro de unos días interpretando el papel de Lord Arturo Bucklaw en el Maestranza. Manuel es un brillante tenor lírico, con un amplio repertorio belcantista, que nos emocionó con “Una furtiva lacrima”, nos hizo levantarnos de los asiento con un “No puede ser”, que nos recordó al maestro Kraus, y con un “Torero quiero ser”, que nada tiene que envidiar al de Plácido Domingo.

Manuel de Diego interpretando “No puede ser” de “La tabernera del puerto”

El Maestro Soriano, que había preparado el recital con minuciosidad, demostró una vez más su dominio de la difícil tarea de acompañar a cinco voces distintas, con diferentes técnicas y timbres, en arias, romanzas y dúo donde tuvo que marcar a veces el ritmo de los intérpretes o seguirlos. Felicidades Maestro y gracias por tan importante colaboración.

Como propinas, una adaptación del Brindis de “La traviata” y la canción napolitana “Funiculi funiculá”, que el público coreó y acompañó.

En resumen, una gran fiesta lírica, con voces jóvenes y prometedoras, que pronto veremos en los mejores teatro del mundo. Todas ellas han evolucionado positivamente desde que intervinieron en el Certamen de Nuevas Voces y ayer nos deleitaron con su mejor saber en este Espacio Turina de nuestra Ciudad. Muchas gracias a todos y especialmente a Manuel de Diego que se unió a nosotros para hacer más completo valioso el recital.

Le agradecemos a nuestro socio Pascual Muñoz la gentileza de cedernos estas fotos para ilustrar la Nota.

Deja un comentario

Comentario
Nombre*
Mail*
Website*