CRÍTICAS PROPIAS DE LA ASAO